sábado, 1 de agosto de 2009

Pensamientos sobre el no-hacer

Sergio Rigazio



Así es como se hace
un asado:
no haciéndolo.
Te servís un vaso de vino,
otro
y otro.
Te ponés un pantalón de tu suegro,
para no ensuciarte los tuyos,
para no ensuciar los que usarás en el trabajo
mañana.
Y tu suegro ya falleció,
y era buen tipo.
Y hay algo ahí,
cuando te ves enfundado en esos pantalones
enormes.
Hay algo que te hace sentir bien.
Es domingo,
generalmente lo hacés un domingo,
en una casa que no es tu propia casa.
Y en medio de todo eso,
con la cara caliente,
cerca del fuego,
pensás que algo está cambiando en tu vida.


Más poemas de Sergio en este enlace

Leé "Salud, my friends" aquí

"Paralelo 42" en este enlace

2 comentarios:

  1. Me dieron ganas de postear algo pero desistí de hacerlo.
    Saludos a modo de despedida...

    ResponderEliminar

Tu mensaje es bienvenido en las buhardillas